Las causas de la obesidad

La causa de la obesidad radica casi siempre en el desequilibrio hormonal. Muchas hormonas desempeñan un rol en el sobrepeso, pero en particular, estas tres son fundamentales: la hormona del crecimiento, la insulina y la serotonina. Cuando estas tres hormonas no están equilibradas, se produce una disfunción metabólica.

El resultado es que los alimentos no se convierten en energía, sino en grasa. Las ansias y antojos de alimentos poco saludables son el resultado de estos procesos hormonales alterados.

Nuestro plan de nutrición restaura el equilibrio hormonal y estabiliza nuevamente el cuerpo. La comida se convierte otra vez en energía y las grasas se descomponen, al igual que ocurre en un cuerpo sano.

Otras causas del sobrepeso

De hecho, no existe una única causa para el sobrepeso. Siempre resulta de una combinación de varios factores: una nutrición incorrecta, una alimentación descompensada, la influencia de medicamentos, como los antidepresivos o la prednisona, y la falta de ejercicio físico. En muy pocos casos se origina claramente por un solo motivo.

Las hormonas y el sobrepeso

La causa de la obesidad radica casi siempre en el desequilibrio hormonal. Muchas hormonas desempeñan un rol en el sobrepeso, pero en particular, estas tres son fundamentales: la hormona del crecimiento, la insulina y la serotonina. Cuando estas tres hormonas no están equilibradas, se produce una disfunción metabólica. El resultado es que los alimentos no se convierten en energía, sino en grasa. Las ansias y antojos de alimentos poco saludables son el resultado de estos procesos hormonales alterados.

Nuestro plan de nutrición restaura el equilibrio hormonal y estabiliza nuevamente el cuerpo. La comida se convierte otra vez en energía y las grasas se descomponen, al igual que ocurre en un cuerpo sano.

Sobrepeso y estrés

Otro factor de gran repercusión en el sobrepeso es el estrés. El estrés siempre influye en las reacciones corporales (existe una íntima conexión entre el cuerpo y la mente) y tiene mucho que ver con las hormonas, las cuales actúan como mensajeros: comunican un señal y ponen en marcha una reacción. Si se padece estrés de forma persistente —y a menudo, inconsciente— se pueden desarrollar dolencias como la hipertensión, trastornos del sueño, molestias intestinales, dolores y mucho más. Mientras que a unas personas el estrés las hace engordar, a otras les provoca una pérdida de peso acusada. Todo depende en gran medida de su metabolismo. Repetimos: cada cuerpo es único.

Factores hereditarios y psicológicos
Los factores hereditarios y psicológicos pueden jugar un gran papel en el sobrepeso. Algunos ejemplos son la depresión o diversas experiencias traumáticas, como el abuso sexual. Pero también es posible que ocurra de forma inversa, es decir, que sea el sobrepeso el causante de los desordenes psicológicos. Sin duda, el fenómeno de la ingesta emocional le resultará familiar. Entre un veinte y un treinta por ciento de los niños con un alto índice de sobrepeso presenta trastornos mentales, y una gran parte de la muestra indica que está íntimamente relacionado al hastío. A menudo, sus efectos se prolongan hasta edades más avanzadas.
Medicamentos y sustancias tóxicas en la alimentación

Otra causa importante pero menos conocida del sobrepeso es la ingesta de medicamentos y la presencia de componentes químicos en nuestra alimentación. Se trata de sustancias sintéticas no naturales que, de hecho, no son adecuadas para nuestro organismo, incapaz de asimilarlas. Además de las sintéticas, también podemos encontrar sustancias tóxicas como los metales pesados (plomo, mercurio, etc.). Una de las funciones de las células de grasa es almacenar aquellas sustancias nocivas que el hígado no puede transformar. Rodeadas por una capa de grasa, a los tóxicos les resulta difícil escapar. Cuantas más sustancias perjudiciales albergue su organismo, mayor número de células de grasa estarán ocupadas. Sin duda, es un mecanismo protector excelente: ¡mejor tener sustancias tóxicas en las células de grasa que en el corazón o en los pulmones! Pero, desafortunadamente, también constituye una de las causas del sobrepeso. El programa nutricional de Cure4Life tiene un efecto positivo sobre estas sustancias tóxicas al recuperar el equilibrio de su organismo. Juntos nos encargamos de que pierda peso de forma segura, de mejorar su bienestar general y de disminuir los riesgos para su salud.

Encuentre un asesor de Cure4Life

Cure4Life cuenta con asesores en Holanda, Bélgica, Barcelona y en la Costa Blanca. Juntamente con su asesor personal, alcanzará su peso ideal de forma rápida y responsable. ¡Le ayudamos a lograr un estilo de vida nuevo y saludable!

Clínicas de Cure4Life

© 2017 Cure4Life. All Rights reserved.

Cure4Life.eu maakt gebruik van cookies om o.a. ons websiteverkeer te analyseren. Ook bevat deze website cookies van derden, die onder andere gebruikt kunnen worden om u op sites van derden relevante advertenties te tonen.