Cure4Life blog

Tags: albahacacocinarcultivarhierbasmentaplantas aromáticasromero
FOTO: - Bron website
Geplaatst op: 11 noviembre 2016 om 11:07
Bewerkt op: 11 noviembre 2016 om 11:08

Cocinar con plantas aromáticas

Cientos de años antes de Cristo, ya se empleaban plantas y hierbas como alimentación y medicamento. A partir del siglo XVIII, la medicina convencional fue reemplazando poco a poco los remedios herbales, aunque las plantas aromáticas mantuvieron su popularidad en la cocina. Precisamente sobre estas hierbas trata este artículo.

Cultivar sus propias hierbas

Elaborar un plato rico y saludable no siempre es fácil, aunque con un pellizco de hierbas aromáticas puede cambiarlo totalmente. El cultivo de estas plantas es relativamente sencillo, tanto en un gran jardín como en un balcón pequeño. Algunas de ellas, como la salvia, el romero, la menta, el tomillo y el laurel crecen sin necesidad de muchos cuidados. La albahaca, el cilantro y el estragón son más sensibles a los cambios de temperatura y en invierno crecen mejor en ambientes interiores.

El uso de hierbas frescas

Siempre preferimos utilizar la variedad fresca antes que las hierbas secas que se pueden adquirir en el supermercado. Las frescas presentan un sabor más intenso y no es necesario emplear grandes cantidades para un resultado óptimo y muy apetitoso. Unas hojas serán suficiente para añadir sabor a su plato.

Esta es la equivalencia que empleamos para el uso de las diferentes variedades de hierbas:
¼ cucharadita de hierbas secas en polvo = 1 cucharadita de hojas secas = 3 cucharaditas de hierbas frescas.

Además de la cantidad, también debemos tener en cuenta el momento de añadir las plantas aromáticas en el proceso de cocción. Las hierbas de hoja dura, como el tomillo, el laurel, la salvia, el estragón y el romero, necesitan tiempo y calor para soltar todo su aroma. Por este motivo, es recomendable incorporarlas al inicio. Las hierbas de hoja blanda, como el perejil, la albahaca, el eneldo y el cilantro, aportan sabor más rápidamente y por eso es mejor agregarlas poco antes de servir los platos. Cuando las calentamos demasiado, pierden su aroma.

Elaborar una mezcla de hierbas personal

No es nada difícil elaborar una combinación propia de hierbas aromáticas. No solo es divertido, sino que además obtendrá un resultado delicioso. A continuación encontrará unos ejemplos:

  • Mezcla de hierbas para los platos de carne roja: romero, tomillo, ajedrea, piel de naranja y perejil en cantidades iguales.
  • Mezcla de hierbas para los platos de cordero: romero, tomillo, ajedrea, menta y perejil en cantidades iguales.
  • Mezcla de hierbas para los platos de carne de ave: perejil, tomillo, mejorana, estragón y laurel en cantidades iguales.
  • Mezcla de hierbas para los platos de pescado: eneldo, estragón y piel de limón en cantidades iguales.

© 2021 Cure4Life. All Rights reserved.